Contra el miedo, empoderamiento y responsabilidad

 

La semana pasada tuvimos una reunión José Antonio, Trini y yo. Cada vez que nos reunimos tratamos de analizar en qué estado actual nos encontramos en relación con las expectativas que personalmente teníamos cada uno de nosotros sobre el curso de educadores ambientales.

 

Esta labor de retroalimentación deberíamos de hacerla más a menudo: ayuda a perfilar la nebulosa y compleja trama en la que nos encontramos envueltos y que consiste ni más ni menos en cómo nadar y guardar la ropa al mismo tiempo. O, dicho de otra manera, cómo lograr mantener una cohesión del grupo, un espíritu positivo, y un resultado práctico que os sirva de verdad en vuestro proyecto real.

 

No nos cansaremos de decir que lo importante es el proceso que todos nosotros estamos viviendo, y en ese punto creemos que existe una verdadera focalización, una verdadera toma de conciencia. Lo complejo requiere tiempo para poder experimentarlo y también para poder asimilarlo, pero  no solo a lo largo de esta etapa del proceso que durará hasta finales de junio, sino que la asimilación de lo que estáis viviendo ahora se producirá más allá de esa fecha, a lo largo del resto de vuestras vidas.

 

Así que la adquisición de más o menos conocimientos durante el curso no es una cosa que nos preocupe especialmente, es solo una entre la multitud de dimensiones de las que consta el proceso de enseñanza/aprendizaje. Nos preocupa mucho más el hecho de fomentar los resortes e impulsos necesarios en cada uno de vosotros para buscar de manera intencional y consciente vuestro propio empoderamiento mediante la acción. Es decir, llegar a ser conscientes de que podéis hacer cualquier cosa que os propongáis, pero que ése solo propósito, esa fe, no es lo que os da el poder para coger las riendas de vuestras vidas, sino las acciones basadas en vuestros propios valores. No es lo que pensáis acerca de lo que queréis hacer, sino lo que hacéis con vosotros mismos, lo que os otorgará ese empoderamiento.

 

¿Qué es el empoderamiento? Lo que os da poder sobre vosotros mismos. Es no tener miedo a preguntar, no tener miedo a buscar la respuesta -ni a encontrarla-, no tener miedo a la libertad -un saludo a Erich Fromm, que en paz descanse, por su obra “El miedo a la libertad”- porque la libertad nos pone al filo del precipicio desde donde nos enfrentamos con nuestra responsabilidad individual.

En fin, el empoderamiento es aquello que nos otorgamos a nosotros mismo cuando nos decimos:

Esto parece difícil, pero yo lo voy a conseguir, porque es evidente que no soy más tonto que los demás.

Está bien, no lo voy a entender la primera vez, pero buscaré las palabras en el diccionario, buscaré otros textos más fáciles de entender, me esforzaré hasta el punto en que llegar a entenderlo sea solo cuestión de tiempo.

Parece que he llegado a un punto muerto sobre esta cuestión, así que buscaré a alguien que me ayude.

Estoy muy ocupado en otras cosas, pero organizaré mi tiempo para estudiar este tema, que aunque me resulta desagradable, creo que es necesario para mi proyecto.

Estoy ocupado en muchas cosas, pero voy a priorizar algunas de ellas, de tal manera que no tengo más remedio que renunciar a otras menos importantes, al menos durante un tiempo.

 

A estas alturas ya os imagináis cómo queremos rematar esta entrada, pero es necesario que después de la justificación previa os lo digamos más exactamente. Os queremos pedir que en esta fase del proceso os esforcéis un poco más en vuestra tarea de investigación/acción. Ya sabemos -más bien intuimos- que esto os puede suponer un nuevo shock como lo fué el del “holismo” en la primera sesión, o el shock del “trabajo en grupo” o el shock de las “emociones” a nivel individual y de grupo, pero es que todo esto forma parte del proceso, está en la misma película, son gajes del oficio y como tales, se deben de vivir con la mayor naturalidad posible.

 

En lo que se refiere al Módulo IV – Habilidades para el autoempleo, la gran mayoría de vosotros habéis solicitado más contenido y más profundidad en algunos temas, pero esto no se puede traducir en que se os proporcione toda la información de manera directa, o a través de una clase magistral, porque lo que estamos viviendo es un proceso de investigación/acción participativa. Esto quiere decir que sois vosotros los que tenéis que haceros preguntas y buscar vuestras propias respuestas. Nosotros solo queremos guiaros, completando la información, cuidando de que vuestras aportaciones sean correctas, y en último caso siempre estaremos ahí para resolver todas las dudas que se presenten.

 

¿Qué os estamos pidiendo?

Que atendáis en la medida en que os sea posible las propuestas de ejercicios que os hacemos a través del blog.

Que intentéis resolver aunque sea solo una pequeña parte del ejercicio. Si cada uno de vosotros resolvéis una pequeña parte, al final habremos hecho un buen trabajo de investigación participativa.

Que preguntéis lo que no entendáis en un primer momento, y que al margen de que nosotros os podamos contestar, os atreváis a hacerlo vosotros mismos a las preguntas de los compañeros.

 

Creemos que es un momento muy importante para todos vosotros en el que debéis de aprovechar al máximo la oportunidad que el curso representa para adquirir habilidades para el autoempleo. Cuando decimos habilidades no queremos decir conocimientos exactos de las cosas o aprender  de memoria, sino aprender el proceso de cómo se llega a obtener ese conocimiento en un momento dado, a través de las preguntas, a través de la búsqueda de respuestas a esas preguntas, dónde tienes que buscar, a qué organismo o institución tienes que recurrir, a quién tienes que preguntar, cómo lo tienes que buscar en San Google…….. Eso es empoderamiento.

 

Así que, ¡ánimo! … ¡A mí los del ovillo! Convirtamos nuestras emociones en combustible para la acción, la acción en el centro de nuestro empoderamiento, el empoderamiento en la base de nuestra libertad; miremos de frente a la enorme responsabilidad individual que esto significa y digámosle a la cara: haré lo que pueda, que es mucho.

Un gran abrazo de oso, ovillero y alegrillero para todos.

Trini, José Antonio y Jotap.

Bookmark : permalink.

6 reacciones a Contra el miedo, empoderamiento y responsabilidad

  1. mariacreas dice:

    Gracias a los tres! voy a ello!!!

    Un abrazo

  2. Esther dice:

    Gracias otra vez por el empujoncito…. de esta semana no pasa que me mire los temas pendientes. Un super abrazo de ovillo alegrillao!

  3. José E. Beamud dice:

    Estoy en ello, pensando, cuestionando y organizando mi vida y mi tiempo, y aunque resulta complicado buscaré la manera de sacar mas tiempo para seguir en el proceso de aprendizaje colaborativo.
    Gracias por los ánimos y el empuje.

    • Reme dice:

      Gracias.Vuestras palabras resuenan dentro de mi como el tan tan de un tambor.Que no deja que la moral caiga y que la creatividad que por mucho tiempo estaba embotellada poco a poco vaya saliendo y busque la libertad donde corresponde estar…Besos y otra vez Gracias…

  4. Elena Arjona dice:

    Hoy he tenido un agotador dia… ahora me siento un rato a ponerme al día y el último párrafo casi me ha levantado de la silla!! A mi los del ovillo!!! jajajaja.. me ha encantado… gracias por la energia! 🙂

  5. Mª Concepción Elduque Pérez dice:

    Es curioso… pero metida como estoy en esta maraña que rige hoy mi vida de: tiempo, tareas y proyecto personal, hoy, día 29 de mayo, he visto y leído con detenimiento esta vuestra entrada. Lleváis toda la razón al decir que con sólo saber que se pueden hacer cosas, no llegamos a ningún sitio si no nos ponemos en acción. Y ese es el “salto” que hay que dar, sin miedo. Gracias por todo lo que estáis haciendo, que indudablemente a cada uno nos va a redundar en mucho beneficio, pero en distinta forma según cada cual asuma su proyecto; lo que es innegable es que, después de esto, ya nada será igual; todas nuestras experiencias vividas en estos meses; el trabajo realizado; los lazos y emociones compartidas… lo que nos habéis transmitido…. seguro nos lleva a dar pasos, cada cual a su ritmo, pero hacia adelante… no me cabe duda. Yo, por mi parte, ese “salto” voy a darlo (aún no vislumbro hacia adonde ni si será a muy corto plazo, pero es lo que tengo delante de mi vista y no miro para otro lado). Gracias a los tres

Responder a mariacreas Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *