Corazones Verdes comestibles por toda una ciudad

 

 

¡¡Qué sencillo es sensibilizar a las personas!!!, ¿no os lo parece?

 

¿Cuántas cosas podríamos hacer, sin cambiarnos de casa, para llamar la atención y generar empatías y por qué no envidias, bien entendidas claro, y despertar curiosidad, interés, promover relaciones de vecindad?

 

Me explico. Si lleno mi balcón de plantas, seguro que mis vecinas me van a preguntar por ellas y podemos regalarles una, intercambiar más adelante semillas, organizar meriendas con productos caseros, y ecológicos, claro estos los llevamos nosotros y la red, la tela de araña sigue creciendo y lo que empezó como una afición privada, que no sobresalía de tu balcón, ha contagiado a toda la calle y todos los balcones tienen ahora alguna planta y luego verduras ecológicas y…… Llegados a este punto ya no importa quién empezó a tejer la tela, lo que importa ahora es disfrutar del proceso, de las sinergias que se han creado y de la ayuda mutua que todo esto genera….

 

¿Es una utopía?  Y si lo fuese no veo nada de malo en ello. Las utopías generan ilusión por conseguirlas, por vivir el proceso, recorrer un camino, sin un fin claro predeterminado.

 

¡¡Qué bellas las palabras de Eduardo Galeano describiendo una utopía!!

La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.

 

Esta iniciativa que comparto con todos es un ejemplo más de lo que en Corazón Verde, llamamos “educación ambiental por la puerta de atrás”, pero sobre todo significa que pequeñas acciones, aparentemente sin importancia pueden tener una tremenda repercusión.

 

¿Qué os parece la iniciativa?

http://tiempodeactuar.es/blog/historia-inspiradora-increibles-y-comestibles/

 

 

Bookmark : permalink.

10 reacciones a Corazones Verdes comestibles por toda una ciudad

  1. mariacreas dice:

    Esto es educacion ambiental por la puerta de atras, pero con un portazo en toda la cara!! Me ha encantado saber de este movimiento, que desconocía, es maravilloso, alucinante, emocionante, responsable, cooperativo, bonito…vamos que me han entrado unas ganas de visitar este lugar, que voy a pensar, cuándo??

    Gracias Trini

    • Trinidad de los Ángeles dice:

      Hola María, pues yo escribiendo estas palabricas y viendo el enlace me he acordado de La Alegrilla, sí, sí pues tú también vas sembrando curiosidad entre tus vecinos, y eso es genial….
      Me he acordado también de Luz, cuando nos contaba cómo quiere que la gente de su pueblo se implique en su proyecto y todos se interesen por todos… y de los demás “compis”, porque todos sois ventanitas y balconcitos llenos de verde que desde luego no van a pasar desapercibidos…. Y es que hay que llamar a veces un poquito la atención para generar ¡¡¡¡CURIOSIDAD!!!! y zas……primer objetivo cumplido.
      Jejeje, donde vivo creo que los vecinos me llamaban hace ya….”la chica de las flores”, ¿qué me llamarán ahora que ya me conocen un poco más?……
      Nos vemos en un ratico….

  2. José E. Beamud dice:

    Genial iniciativa y también la respuesta obtenida.
    De esta manera tan innovadora y llamativa es como llega mejor la información, y la gente se implica de una manera natural y sin imposiciones. La gente sencillamente de suma y participa.
    Este es un gran ejemplo de soberanía alimentaria, en el que literalmente es el pueblo el que se produce con sus propios medios y trabajo los alimentos que consume., con criterios de cercanía total, colaboración y cooperando juntos por un destino concreto.
    Gracias Trini por hacernos conocedores de este proyecto ya consolidado.
    Un abrazo y nos vemos casi ya.

  3. Me ha encantado esta iniciativa, tendrían que aprender muchos ayuntamientos españoles que consideran zona verde la mediana de la carretera.

    Por otra parte me gustaría mostraros una iniciativa que llevo tiempo difundiendo y que tiene mucho que ver con esta entrada del blog, se llama “Un metro cuadrado más de vida”, os paso el enlace:
    http://begreenmyfriend.blogspot.com.es/2012/04/iniciativa-01-1-m2-de-vida.html
    Saludos.

    • Trinidad de los Ángeles dice:

      ¡¡¡¡Gracias Alfredo por tu aportación!! Ya sabes que admiro tu trabajo y las semillas que siembras llenas de ilusión y esperanza por el cambio em positivo que todos necesitamos ver y darnos cuanta de lo importante que es ser “los motores del mismo”.
      Gracias

  4. Javier Parra dice:

    Enhorabuena por todas las iniciativas. Siempre es una alegría redescubrir más corazones verdes y más en el ámbito internacional.
    Quiero aprovechar para compartir una iniciativa que ha arrancado hace un mes y que busca también la REhabilitación del espacio público mediante iniciativas participativas a través de trabajos con materiales de desecho. Para más información: http://www.rehabitaespaciopubliconamasteacoes.blogspot.com
    Saludos desde Honduras,
    Javier

    • Trinidad de los Ángeles dice:

      ¡¡¡Gracias por participar Javier en este proyecto con tus opiniones y con tu aportación!! ¡¡¡Qué bello trabajo hacéis!!

      No dudes que lo más importante para conseguir mejorar, cambiar, crecer como personas, dignidad es hacer partícipes, portagonistas, actores, a las personas de su proceso de cambio o mejora. Un abrazo

  5. M. Luz Gómez dice:

    Cuanta imaginación, creatividad, solidaridad, relaciones sociales, vecinales, cuidado de la naturaleza, de las personas.
    Yo también creo que con cada semillita que germine de nuestros proyectos, cada uno en nuestro contexto y así como lo estamos haciendo en 15 proyectos podremos mejorar y proteger tanto a la naturaleza como a las personas.
    Un abrazo.

  6. José A. Rubio dice:

    Me encantaría vivir en un espacio así, por lo que voy a empezar a dar ejemplo, plantar semillas, como se ha comentado. Gracias Trini.

  7. Reme dice:

    Mi hermana y yo queremos poner jardineras hechas dep pales …Y plantar plantas aromaticas,plantas silvestres comestibles y verduritas….ya ire contando….

Responder a José E. Beamud Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *