Urtica urens L.

 

 

Nombre científico:  Urtica urens L.

Urtica urens L.

Urtica urens L.

Nombres populares: Ortiga menor, picamoscas, picasarna, ortiga moeña.

Familia botánica: Urticáceas

Descripción de la planta: Planta herbácea, de pequeño porte (30cm de altura). Tallos cuadrangulares, de tono rojizo, huecos por dentro y cubiertos de numerosos pelos urticantes que aparecen también en las hojas.

Hojas opuestas, pecioladas, con bordes aserrados.

Es una planta monoica, es decir que en cada planta nos encontramos con flores masculinas y femeninas. En este caso están agrupadas en inflorescencias cortas, es decir no ramificadas y que nacen de los sitios donde confluyen los pares de hojas opuestas.

 

Localización de la planta, descripción del medio natural:

Suelos nitrifizados, antropizados, es decir tremendamente alterados por la mano del hombre. Zonas ruderales, arvenses, herbazales, en umbría. Es indicativa de suelos ricos en materia orgánica y húmedos. Muy cosmopolita.

 

Usos medicinales, culinarios, agrícolas:

La ortiga es una excelente planta medicinal, verdura y aliada de los que nos dedicamos a la jardinería y agricultura ecológica.

Los pelillos tienen histamina y acetilcolina, sustancias que nuestro organismo también produce y que interviene activamente sobre los aparatos circulatorio y digestivo como transmisores del sistema nervioso. Unos 10mg de estas sustancias son suficientes para provocar una reacción cutánea.

Las hojas contienen abundante clorofila, cuya composición química es semejante a la de la hemoglobina que tiñe de rojo nuestra sangre. Son muy ricas en sales minerales, especialmente de hierro, fósforo, magnesio, calcio y silicio, que las hacen diuréticas y depurativas. Contienen también vitaminas A, C y K, ácido fórmico, tanino y otras sustancias todavía no bien estudiadas que hacen de la ortiga una de las plantas con más aplicaciones medicinales:

  • Es una planta muy efizaz como depurativa del organismo. Indicada en casos de gota, reuma, artritis, retención de líquidos.
  • Su riqueza en hierro la hace intersante en casos de anemias ferropénicas.
  • Gracias a la vitamina K que contiene, es eficaz para controlar hemorragias de sangre, muy útil en casos de menstruaciones abundantes.
  • Es una planta digestiva, indicada en caso de dispepsias, digestiones lentas y pesadas e incluso gastritis.
  • Su poder astringente la hace eficaz remedio en casos de diarreas, colitis o disentería.
  • Es hipoglucemiante, es decir que ayuda a bajar en nivel de azúcar en sangre.
  • Galactógena, aumenta la secreción de leche en las madres.
  • Emoliente, ayuda en caso de afecciones crónicas de la piel, eccemas, erupciones, acné, combate la caída del cabello, la caspa, limpia, regenera y embellece la piel.

Advertencias.

  • No usar en caso de edemas causadas por insuficiencia cardíaca o renal.
  • Sus semillas se consideran tóxicas, la ingestión de 20 a 30 semillas provoca una acción purgante drástica.
  • En caso de picarse con la ortiga al recolectarla o al pasar junto a ella en el campo podemos aprovechas el efecto emoliente, garcias a sus mucílagos, de las hojas del Sedum, sediforme o raïm de pastor y de las hojas y flores de la  Malva sylvestris o malva. Aunque como bien decía mi abuela: “lo que pica cura” y cierto que la picazón de la ortiga es muy medicinal.

 

Podemos comerla cruda en ensaladas, pues cogiendo sus hojas tiernas y mezcladas en la enlsada ya no pican. En purés de patata las ortigas aportan una gran riqueza en vitaminas y minerales. Y una tortilla de ortigas es todo un manjar.

Para depurar nuestro organismo os recomiendo este caldo depurativo que podemos tomar unos quince días seguidos a razón de tres tazones al día, aderezados con el zumo de un limón y un diente de ajo machacado:

Hervir durante 20’, 2 litros de agua con:

–          2 cebollas grandes

–          2 ó 3 ramas de apio verde

–          3 pencas de acelga

–          4 puerros

–          5 cucharadas soperas de ortiga verde seca y el doble si es fresca.

Tomar media hora antes de cada comida un tazón colado con el zumo de un limón y un diente de ajo machacado.

Todo un lujo para nuestra piel y nuestro organismo en general.

 

Y para los dolores lumbares, no hay nada como fustigarse con ramos de ortiga.

 

 

En jardinería u horticultura ecológica podemos preparar un purín de ortiga, que va a ser de utilidad para combatir plagas y enfermedades, fortalecer las plantas, combatir la clorosis férrica, regar los semilleros para mejorar la germinación de las semillas.

 

¿Cómo se elabora el purín?

Macerando 200gr de planta seca o 1000gr de planta fresca, recolectada antes de la floración, en 10 litros de agua.

Ponerlo todo en un cubo con tapa y mover cada día un poco con un palo, al cabo de una semana lo tendremos lista para emplear diluyéndolo en diversas dosis según el objetivo de empleo:

  • Diluido 20 veces, aplicado sobre la planta durante todo el año:

Estimula el crecimiento de las plantas, regar los bancales antes de la plantación, regar las plantas jóvenes, mojar las semillas, previene el mildiu en la patata.

Combate la clorosis férrica, pulverizando los primeros brotes de las plantas.

  • Diluido 10 veces, aplicado sobre el suelo , durante todo el  año.

Estimula el crecimiento regando la tierra con él.

Impide el marchitamiento en los semilleros.

 

  • Sin diluir. Se puede emplear sobre el compost para favorecer la descomposición.

 

 

Refranes, dichos populares, mitos o leyendas:

Permitidme esta licencia literaria, extracto del libro: “Los miserables” de Victor Hugo.

“Un día viendo a la gente muy ocupada en arrancar ortigas, miró aquel montón de plantas desarraigadas y secas y dijo:

–       Están muertas. Sin embargo, serían buenas si se supieran utilizar. Cuando la ortiga es nueva, su hoja es una excelente legumbre; cuando envejece, tiene filamentos y fibras como el cáñamo y el lino. La tela de ortiga sería tan buena como la tela de cáñamo. Picada, la ortiga es buena para las aves; molida, es buena para los animales de cuernos. La semilla de la ortiga, mezclada con el forraje, da lustre al pelo de los animales; su raíz, mezclada con sal, produce un hermosos color amarillo. Por lo demás es un excelente heno que se puede segar dos veces . ¿Y qué necesita la ortiga?  Poca tierra, ningún cuidado, ni cultivo alguno. La semilla cae conforme va madurando y es difícil de recoger, pero no más. Con poco trabajo, la ortiga sería útil; se la desprecia, y es dañina. Entonces se la mata. ¡Cuántos hombres se asemejan a la ortiga! – Tras un silencio añadió -: amigos míos, recordad esto: no hay ni malas hierbas ni malos hombres. No hay mas que malos cultivadores.  “

 

 

Otras plantas del mismo género:

Urtica dioica L, u ortiga mayor

Urtica membranacea Poiret in Lam., ortiga larga

Urtica pilulifera L., ortiga balera, ortiga de pelotillas

Urtiga pilulifera

 

Técnicas de reproducción:

Sexual                  Semilla.- Época de recolección

Su reproducción es más eficaz a partir de la semilla  y la podremos recolectar en primavera.

 

 

Bookmark : permalink.

5 reacciones a Urtica urens L.

  1. M. Concepción Elduque dice:

    Guau!!!!! Creo que esto sí que es una ficha etnobotánica!!!. Me he quedado muy corta con el laurel, pero prometo hacerlo mejor en la próxima. Gracias, Trini, por esa información tan amplia.

    • Trinidad de los Ángeles dice:

      Estamos aprendiendo todos de todos. Por cierto he hecho un cambio en la ficha pues estába erróneo. El comentario lo he puesto en la entrada principal, pero se trata de cambiar el epígrafe:
      Otras plantas de la misma especie que conozcas, por
      Otras plantas del mismo género que conozcas..
      ¿Entendéis la diferencia?

  2. M. Concepción Elduque dice:

    Pero…. lo de la fustigación……. como que no!!!

  3. Carlos Montiel dice:

    Trini, justo la planta que voy a utilizar para el taller de Carmen, el día 22 de Febrero.

    Entre otras cosas me la voy a restregar en directo, para que vean el efecto que produce y se puede utilizar en algunas enfermedades.

    Y después, por zonas del cuerpo (el mío), me voy a autoaplicar remedios naturales, trucos y medicamentos de diferentes clases para que puedan vivir de cerca los participantes los efectos de cada uno y comparar.

    Se admiten sugerencias.
    Un saludo…urticante

Responder a M. Concepción Elduque Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *