CURSOS DE
FORMACIÓN AMBIENTAL
Huerto Ecológico
Aromaterapia con Destilación de Plantas
Plantas Medicinales: Fitoterapia Práctica
Elaboración de Colonias y Perfumes con Destilación de Plantas  Aromáticas
Elaboración de Jabones Ecológicos
Elaboración de Cremas y Cosméticos  Naturales
El Áloe Vera : Cultivo Ecológico y Elaboración de Cosméticos Naturales
Cocina Vegetariana
Elaboración de Conservas Vegetales  Ecológicas
Cultivo Ecológico de Plantas Aromáticas, Medicinales y Culinarias
TALLERES DE OCIO ECOLÓGICO
Usos Medicinales de las Plantas de nuestro entorno
Elaboración de Cosmética Natural
Destilación de Plantas Aromáticas  y Elaboración Artesanal de Colonias
Elaboración de Jabón Casero Ecológico
Reproducción de Plantas Autóctonas
Elaboración de Cosmética Natural con Áloe Vera
Elaboración de Conservas Vegetales  Ecológicas
La Utilidad de las Plantas: Etnobotánica
Reproducción de Hortalizas Ecológicas
ACTIVIDADES PARA CENTROS DOCENTES
Cómo destilar Plantas Aromáticas  y hacer tu propia Colonia Natural
Reciclaje de Residuos Orgánicos Urbanos: Elaboración de Compost mediante Lombrices
Identificación y Reproducción de Plantas Autóctonas
Usos Tradicionales de las Plantas : Etnobotánica

El problema del agua : Desertificación

Paisaje desértico

     
     El proceso de desertificación que está teniendo lugar en el sureste español, atañe de una forma muy directa a nuestra Comunidad Valenciana. Por una parte, la presión demográfica a la que se está viendo sometida la franja del litoral costero, origina una demanda cada vez mayor de agua dirigida al consumo humano, a la industria y a los servicios. Por otra parte, la degradación de la calidad del agua proveniente de los acuíferos debido a la sobreexplotación de los mismos pone en peligro a la actividad agrícola en general y a la huerta tradicional Valenciana en particular.

 

    Responsabilidad ciudadana

    La respuesta ciudadana en relación con ésta problemática no es desde luego la más adecuada para tratar de paliarla en lo posible a través de una actitud respetuosa con el medio ambiente, y ello es debido a una falta de información adecuada y dirigida a fomentar la asunción de una responsabilidad individual que minimice en todo posible las causas imputables directamente a la acción del hombre en el problema del agua.

Sobreexplotación de acuíferos denunciada en la prensa    

    Aumento de la salinidad y toxicidad del suelo

    Aunque realmente deberíamos decir "los problemas del agua", para poner de manifiesto que no sólo nos referimos a la falta de la misma, sino también a su calidad. Precisamente uno de los problemas más acuciantes es el que se deriva de la salinidad de la misma. La salinidad del agua lleva consigo el que un suelo fértil pueda con el tiempo convertirse en salino, lo cual quiere decir que el suelo contiene un exceso de sales solubles que impedirán o dificultarán el desarrollo normal de todo tipo de plantas, excepto de aquellas que son propias de ése tipo de hábitat.

    Las sales que ocasionan mayores tipos de problemas son las sales más solubles, especialmente los cloruros y los sulfatos de sodio y de magnesio y el carbonato cálcico. La salinidad del suelo produce efectos negativos sobre las plantas principalmente en dos aspectos:

    1.- Las plantas tendrán una mayor dificultad para absorber el agua del suelo, al tener que realizar un mayor esfuerzo debido una mayor presión osmótica del suelo por el aumento de concentración de sales en el mismo. Las plantas tenderán a marchitarse.
    
     2.- Aumentará la toxicidad del suelo debido al efecto tóxico de algunos iones y se producirán alteraciones en el metabolismo de las plantas por acumulación de productos tóxicos.

     El empleo de aguas salinas en el riego de nuestros jardines producirá en el suelo de los mismos una acumulación de sales que no son absorbidas por las plantas, hasta que ésta cantidad acumulada resulte peligrosa. Esto no representa mucho problema en zonas donde la pluviometría presenta unos niveles altos, ya que el agua de lluvia "lavará" las sales del suelo, pero en las regiones áridas o semiáridas, el riego con aguas salinas ocasiona una alta concentración de sales que se agrava por el aumento de la evapotranspiración producida por el sol y las altas temperaturas.

Perforando un pozo
     Los pozos artificiales

    Desde hace algunas décadas se ha generalizado la construcción de pozos artificiales para la extracción de aguas subterráneas y su uso en el riego intensivo. Y esto no solamente ha ocurrido para su aplicación a campos de cultivo, sino que es un hecho habitual en zonas residenciales metropolitanas, donde el hábitat esencial es la vivienda individual con jardín y piscina en parcelas entre 1.000 a 5.000 metros cuadrados.
     Existen empresas especializadas para la construcción de estos pozos que en cuestión de unas pocas horas y utilizando una muy sofisticada tecnología son capaces de perforar por percusión, rotación o rotopercusión hasta 1.000 metros de profundidad.

 


    
     Descenso de la capa freática

    Cuando se bombea agua desde los acuíferos para regar, se produce un descenso de nivel de la capa freática de éstos, siendo menor el flujo de descarga de agua en los ríos. Con el tiempo la capa freática baja tanto que ya no descarga nada, convirtiéndose el acuífero en un depósito cerrado. Al no poder evacuar agua, las sales se van acumulando en el mismo, convirtiendo el agua en salina. Además, cuando los acuíferos se localizan cerca de la costa, y la capa freática se encuentra por debajo del nivel del mar, se produce una intrusión del agua del mar en el lecho subterráneo, agravando el problema.


Volver al Curso de Jardinería Ecológica : Xerojardinería

 

Logo Educación Ambiental Corazón Verde
            630 210 126    info@corazonverde.org
                   
Paisaje en proceso de desertificación