Preparando la Ruta Etnográfica por la Vía Verde del Maigmó

 

Un nuevo fin de semana intenso en el que vivimos la emoción y el debate de la creación de la Asociación de la Red Creativa de Educadores Ambientales y la preparación del evento final del curso: La Ruta Etnográfica por la Vía Verde del Maigmó.

 

Todos estamos de acuerdo en que la Etnografía es un instrumento que nos permite establecer un hilo conductor y contar una historia en la que, como educadores ambientales, pongamos en valor nuestro entorno y analicemos las diferentes maneras en las que las personas han influído en él. Pero si además queremos conseguir sensibilizar a las personas, la etnografía nos permite pasar claramente a la acción e implicar a los habitantes de un lugar. ¿Cómo? Haciéndolos partícipes de su propia historia, trayendo al presente costumbres, medios de vida, pero dentro de un nuevo paradigma:

El desarrollo humano sostenible,  es decir vivir los recursos humanos, económicos, sociales, culturales y medioambientales y he dicho bien «vivir», es decir vivirlos como una experiencia válida para el presente y para el futuro.

 

Nuestro objetivo con la organización de una Ruta Etnográfica experiencial es poner en valor los recursos que nos rodean y hacer que todos los que participen vean con otros ojos lo que nos rodea, seguro que les descubrimos cosas que jamás se habrían imaginado que están ahí, delante de todos, pero en las que nunca se habían fijado.

 

En la preparación de la ruta la comenzamos el lunes pasado en el km.22, es decir, a los pies del Maigmó y ¡¡¡¡cómo se empezaron a llenar nuestras retinas de la gran biodiversidad!!!!. Descubrimos muchos bellos tesoros como orquídeas y muchas más sorpresas que el paisaje nos regalaba y nuestra curiosidad no podía dejar pasar y así entramos por grietas, cuevas….

 

Bueno, no todo fue positivo, aunque depende de como se mire: cuando llegamos a medio día a comer al Rincón Bello, nos sorprendió un montón de basura tirada en el suelo y si bien eso nos indignó, nos queda la esperanza de que con nuestra labor como educadores ambientales podemos ir sembrando semillas que eviten que eso siga sucediendo y desde luego tras nuestra comida en ese bello paraje no quedó nada, como si no hubiéramos estado por allí.

 

Sea cual sea el tramo de ruta que organicemos vuestra curiosidad y vuestra sensibilidad hará que todo aquel que participe no sólo se de un paseo ese día por la Vía Verde, sino que vivirá una EXPERIENCIA INOLVIDABLE, y no importará la edad.

 

Gracias a todos por el entusiasmo compartido, las sonrisas, las carcajadas, las opiniones, la curiosidad, los conocimientos etc….

En breve haremos una entrada en que os propondremos los diversos personajes que podemos recrear en la ruta, yo me pido PARTICIPAR de todo y soy afortunada porque así va a ser.

¡¡¡Ah!! No os olvidéis que tenemos que definir los objetivos de la asociación y pusimos de plazo hasta el domingo.

 

 

Bookmark : permalink.

3 reacciones a Preparando la Ruta Etnográfica por la Vía Verde del Maigmó

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.